la sangre es más espesa que el agua
y, eso que nos quitamos,
apenas nos cubre en la superficie.

camille* el texto completo se puede leer en colectivo nómada – la foto es de camille zurcher