mientras hago sumas
con mi mano derecha
veo con interés
a la señora que,
con su bolso y descuido,
tira al piso los ganchos de
ropa sin notar las
miradas exasperadas
en la tienda de ropa usada
donde alguna vez se oyó
a G.W. decir que, si no
ganaba la presidencia,
se mataba.


* ‘everyone, just pretend to be normal’