mi idealismo
desprecia ídolos

contemporáneos
y su personalidad
individual olvidada.


* un globo rojo, para la furia.