él en acuarela para mis ojos,
como prestiños enmielados
entre mis dedos de niña.


* es posible escapar.