un perro aúlla su pata menos
marcada por un honda que no frena
y algún borracho se desploma de repente
en bajos de cuesta de moras.

las cervezas y la pizza más arriba,
poco disimulan la amargura;
la loca hiperactividad inherente
en ella, cortos 13 años y largos viajes en piedra.

tantas vidas en una ruta.
mi vida viajando en ella.


* también ví llover..