primer día,
único extravío,
mi lápiz mongol nuevo.

si importaba más,
ahora menos
y a la inversa.


* ya no está la niña para que le haga punta al lápiz