siempre me ha costado
mantener el tempo adecuado.
descuido a la partitura,
porque me distraigo
en la ejecución.

lo correcto es mirar la partitura
y no fijarme tanto en la ejecución,
para poder ir del final al inicio,
y del inicio al final.

otra vez .. y otra vez.
por puro amor.