soy solipsista wannabe.

si de verdad lo fuera,
no me hubiera dolido
el manotazo en la cara que
me dieron bajándome del bus hoy.

no me estorbaría la gente en la calle,
porque ellos, no existirían, no existirían.

el dolor (entre otras cosas) sería inexistente además,
porque para qué causarse dolor uno mismo?

pero solipsista o no, la verdad en mi cabeza
me martilla los sentidos y eso no es ignorable.