en australia, los koalas pasan los días
agarrados a los árboles y masticando
hojas de eucalipto.
si se asustan, se estresan.
si se estresan, se enferman de conjuntivitis.

yo metida en este cubículo ocho horas
diarias frente a un monitor y dejándome
ir en la corriente de papeles y solicitudes.
y el estrés sobre mí, como moscas sobre miel.

en lugar de eucalipto, pastillas de menta.
en lugar de árbol, una silla no reclinable.
en lugar de la amenaza natural del depredador…
bueno, en eso no existe mucha diferencia 🙂


* podría ser peor lo que se tiene encima.