en el supermercado apilan las latas
de atún cual pirámide egipcia.

logran su cometido, captan mi atención,
entonces me acerco y descubro que,
¡sí! tengo antojo de atún en filetes.

¿pero qué es esto?
retan mi ingenio, y me veo obligada
a elegir la lata de atún que está arriba,
y así evitar el desastroso derrumbe
atunero caótico si decido sacar una lata
de las de abajo, por pereza de poner mi
canasta en el piso y pararme de puntillas
para alcanzar lo más alto.

muestras gratis de salami,
carreras de carritos en los pasillos,
el peligro constante del departamento
de objetos de vidrio para el hogar,
¿quién dijo que es aburrido ir a comprar
los víveres?


* ¿el seguro de vida lo cubre?