los vikingos creían que debajo de la tierra del hielo
estaba ubicado el infierno.

por eso están ahí esos géiseres y volcanes, agujeros
con líquidos hirvientes que son expulsados hacia arriba,
casi hasta el cielo.

entonces la inexplicable lava que existe en el desierto
de hielo y nieve no es más que una pequeña manifestación
de lo que está más abajo de los pies.

el idioma no quiso pasar del siglo 12, y los no muchos
habitantes se han acostumbrado a esos días de 20 horas
con noches de 4 horas. porque a el sol le gusta el frío.

y a pesar de todo, hermosas ballenas siguen visitando sus costas,
las noches de invierno son adornadas por auroras boreales enviadas
por el astro rey. los hijos del hielo se sumergen en tibias lagunas
imposibles de congelar.

como si esto fuera poco, la tierra del hielo, conocida por los mortales
como Islandia, parió arte. y nos regaló a björk para que experimentemos
con gélidas y tibias notas nórdicas.


* las auroras boreales son música para los ojos