a colores, en blanco y negro,
grandes, pequeños, buenos, no
tan buenos, reciclados y retocados.

están pegados en una de las paredes
del ahora con goma transparente,
para que no se los vuele el viento.

unos cuantos pueden ser prestados,
de forma esporádica y no permanente.

algunas veces hacen de las suyas,
y se escapan del pasado para jugar
con el presente.


* me hubiera gustado vivir en los 40’s,
aunque no desprecio a mi generación X.