luego de rondar por las curvas tragicómicas
de la espera y el perdón.. condicionando,
rescatando y observando con cuidado la
secuencia paralela de los acontecimientos,
se decide poner fin a la sucesión de eventos
desquiciantes entrando en un coma permanente,
una salida sin entrada aparente pero con toda
la intención justificable. sin embargo, y dentro
de este sueño inexistente, eterno y sucesivo..
le llega un respiro blanco brillante con destellos
color sospecha esperada.. entrar en coma podría no
ser medio morirse, sería medio vivir dentro de cada quien.
podría ser estar aquí y allá, con ellos y aquellos a la vez.
pero siempre en uno mismo y con uno mismo.

coma, punto y aparte. fin!

.
* es 1957, a la derecha con vestido y botas blancas podemos
ver a Earline Pittendreigh quien dos años después entra en coma.
pasa diez días en medio de dos mundos, y abandona éste.