no le importó caminar por horas para contemplar

lo que tiene esta pequeña y dormida diver~ciudad:

  • carreteras negras pavimentadas con arena sólida.
  • largos puentes levadizos hechos de corteza de pino.
  • parques con césped grueso, color azul aterciopelado.
  • casas de colores con jardines grandes policromáticos.
  • edificios altos y grandes con suaves balcones clásicos.
  • vallas pequeñas dibujadas en madera blanca y derretida.

tomó algunas ideas para crear sus propios planos y maquetas

de arcilla añejada. jamás olvidó el pequeño gran detalle de que

los sueños basados en utopías no son solo sueños por largo tiempo.

.

* la Diverciudad sería un lugar perfecto para vacacionar.