dicho por un amigo:

«ahora creo que obtendré un bronceado gris

por el cielo… no tanto el monitor,

hay mas color en mi pantalla que ahi»


y por hoy, al menos yo, ya tengo un cielo gris

con un mar de congestión nasal y estornudos.

.

* y esparciré el virus en la oficina entera.. por los siglos de los siglos. Amén. 😛