sal –



para los jocotes verdes de las nueve de la mañana


azúcar –



para el café con leche de las cuatro de la tarde


pimienta

para los macarrones con queso de la cena

Muse

para mi almohada y mi cabeza en la madrugada





una llama –



para soltar el fuego en el ‘mientras tanto’