Don Dalton salió temprano de su casa,

hombre pretencioso y adinerado,

gusta de conducir y hacer alarde

en su auto grande color blanco perlado.



‘fuera de mi vista ud que quiere cruzar,

esta calle es mía váyase a otro lugar!’

decía mientras se reía alto y fuerte,

disfrutaba su viaje jamás sin detenerse.



pero he aquí que la vida es ironía,

y el panteonero jamás se apura,

pues hoy mismo habrá nueva tumba

para Don Dalton Ico Jr.





*en honor a todos los semáforos en amarillo y rojo

que han sido ultrajados y faltados en respeto.. no

precisamente por daltonismo!