.

pienso tirar una moneda al pozo de los deseos,

voy a desear que existan más pozos.

pero seguramente alguien después

pediría ser dueño de los miles de pozos,

y así empezar un buen negocio

a costas de la ilusión ajena.

algo tan común y normal.

mejor voy a pedir que no se me ocurra pedir nada.