algunas veces la gente da por sentado

que tienen o no tienen ciertas cosas.

por ejemplo, yo podría dar por sentado

en este momento que tengo un almuerzo

seguro al medio día.



lo malo es dar por sentado el contar con,

o ‘tener’ (propiamente) a algunas

personas.



cuando se da por sentado el que la

gente es parte de su vida o sus actividades

usuales, es muy común no darles la

importancia que merecen.. o la importancia

que ellos han dado recíprocamente.



peor aún es, dar por sentado que nunca

nos quedaremos solos en el mar de gente

que nos rodea.



mejor dar lo que queremos recibir.