ella trabaja aquí de ocho a cinco. de lunes

a viernes. es querida por todos.

a pesar de que no compartimos trabajo o similitudes,

si hay algo que nos enlaza, nuestro nombre.



ayer la ví llorando corriendo por el pasillo.

quise saber que le sucedía. entre sollozos me contó,

unos ladrones entraron a su casa y golpearon a sus

hijos y a su mamá. como si no fuera suficiente

robarse todo lo que le ha costado tanto.



no puedo describir lo que sentí. y lo que siento hoy.



solo tengo asco y repulsión. porque la gente es menos

humana cada día.



algunas veces pienso que algunas personas deberían

ser amarradas. como perros rabiosos. con cadenas y candados.



en un contraste extraño y lindo de la naturaleza..

una de mis compañeras dió a luz hoy.



bienvenido al mundo Sebastián!

todavía hay gente buena Sebastián. su mamá, su papá.. yo ..

prométame que no va a perder la esperanza, Sebastián..

yo le prometo que mantendré la mía, pero solo por la gente

como usted.. como ella.



La gente buena.